Los autónomos en insolvencia no están obligados a abrir un concurso de acreedores hasta marzo 2021.

0
126

Los administradores califican la medida como una huida hacia delante.Para el presidente de la ASPAC, las novedades introducidas en materia concursal no van a ser efectivas. El Gobierno no ha afrontado el problema ahora y lo ha retrasado hasta marzo. Una dilatación a la hora de hacer frente a la situación económica de los negocios, que puede llevar a muchos al cierre, porque “los concursos que se realizarán en marzo serán, prácticamente todos liquidativos, puesto que los negocios han estado durante varios meses con problemas y sin haber acometido soluciones. Éstos llegarán exhaustos y sin recursos al procedimiento y lamentablemente tendrán que cerrar detalló.

Un autónomo no puede dejarse llevar porque tenga la protección del Estado, sino que tiene que moverse desde el primer momento en el que detecte que tiene problemas de liquidez, para intentar llegar a un acuerdo con sus acreedores. Antes, incluso, de la declaración. Pero es un paso que tiene que hacer cuando la actividad es viable. Sin embargo, lo que ocurre es que como muchos le tienen aversión al concurso, demoran su presentación y lo único que consiguen es disminuir sus posibilidades de supervivencia apuntó el administrador concursal y presidente de ASPACT.

Por esa razón, animó a los negocios que se encontrasen con problemas de liquidez a presentar e iniciar un concurso. Que ya no tenga la obligación, no significa que no tengan la devoción. Es decir, la necesidad de presentarlo. El proceso concursal es una herramienta para que los negocios puedan reestructurarse económicamente. Que aludió al hecho de que había visto como empresas que tenían problemas económicos, habían vuelto a resurgir a través de un procedimiento concursal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here