Los arrendadores no tienen que tributar por las rebajas de alquiler pactadas a razón del COVID-19.

0
46

A juicio del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), los arrendadores no tendrán que tributar por las reducciones de rentas acordadas en un contrato de arrendamiento de local de negocio por causas de las restricciones adoptadas por el Gobierno para hacer frente a la crisis sanitaria del COVID-19. Cuando arrendatario y arrendador hayan pactado reducir las rentas, “cabría optar por considerar que el hecho económico desencadenante de la disminución en el precio de la cesión del derecho de uso no guarda relación con los ejercicios posteriores, sino con la situación económica actual, circunstancia que llevaría a no calificar dicho pacto como un incentivo al arrendamiento sino como un ajuste temporal de la renta a la situación económica sobrevenida y otorgarle, en consecuencia, el tratamiento previsto para las rentas contingentes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here