La hora del capital riesgo.

0
430

En el contexto de crisis actual por la pandemia, la estrategia es apostar por la consolidación en lugar del asumir el riesgo de crear nuevas empresas.A lo largo de los próximos meses se va a disparar el número de empresas que recurran al concurso de acreedores porque no pueden soportar más su actividad mercantil. Por lo tanto, se van a multiplicar las oportunidades para las compañías de capital riesgo, que podrán adquirir empresas a un coste muy asumible y, gracias a ello, con unas perspectivas de futuro, en algunos casos, muy rentables. A la vez, como recurso, el concurso de acreedores se configura como un mecanismo idóneo para salvar parte de la actividad productiva de la empresa, a través del mecanismo de la adquisición de la unidad productiva.Solo un privilegiado 10% ha tenido la fortuna de mantener su operativa habitual.Las perspectivas a corto y medio plazo no son positivas para muchas empresas, pero sí para las private equity: tres de cada diez compañías españolas se encuentran en situación de pérdidas. Para este año, se estima que los preconcursos se multiplicarán por cuatro y los concursos de acreedores se duplicarán.El Banco de España se muestra favorable a proponer nuevos mecanismos para salvar muchas de las empresas ahora asfixiadas. Entre otros, sugiere la revisión de los procesos de reestructuración, insolvencia y alivio de su carga financiera. Para ello, propone medidas más ágiles y simplificadas en los concursos de acreedores, herramientas que les faciliten acceder a un marco preventivo que les permita continuar con su actividad empresarial cuando aún son viables. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here