El Gobierno retrasa los concursos de acreedores para impedir las quiebras.

0
131

En noviembre del pasado año, el Gobierno extendió la moratoria hasta el pasado domingo 14 de marzo para que declaran concurso de acreedores aquellas empresas insolventes. Ya se llegó a un acuerdo en abril de 2020 para establecer una primera prórroga que durara hasta diciembre de ese mismo año debido a la crisis del Covid-19, una decisión tomada para hacer frente al previsible aumento de procesos concursales en los juzgados de lo Mercantil.

El partido que lidera Pablo Casado se puso en contacto con el Gobierno de Sánchez para valorar la viabilidad de las empresas y facilitar el “desarme” de aquellas compañías inviables para posteriormente ser vendidas a otras personas jurídicas o físicas pese a que puedan estar relacionadas con la empresa concursada, “siempre que se demuestre que no han contribuido a agravar el estado de insolvencia”. Todo esto se engloba dentro de un conjunto de medidas que es necesario aplicar para eludir la quiebra de las empresas viables. Entre ellas se encuentran un fondo de rescate de unos 50.000 millones de euros y la ampliación de seis meses más de plazo para el concurso de acreedores.

El PP genera con ello un debate emanado en relación a la moratoria de la presentación del concurso de acreedores, ya que los expertos sugieren que no tiene cabida posponer el cierre definitivo de empresas zombis las cuales se consideran inviables.

Desde la oposición proponen prolongar seis meses más el régimen especial de solicitud de declaración del concurso de acreedores a sociedades que demuestren encontrarse en un procedimiento de negociación extrajudicial con sus acreedores y expongan un plan viable que esté avalado por la mayor parte de los acreedores. Además, demanda un marco operativo y normativo con medidas que ayuden a la recapitalización para darle la vuelta a la posición de descapitalización de las empresas. Y junto a esto, el mencionado fondo de ayuda financiera y capitalización, que se situaría en torno a unos 50.000 millones de euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here