Ante la empresa insolvente, ¿Qué cantidades cobra el trabajador?

0
46

En primer lugar, los trabajadores tienen derecho a la percepción, con cargo a la masa, de la totalidad de los salarios e indemnizaciones por despido devengados tras la declaración del concurso de acreedores. Asimismo, tienen también la consideración de créditos contra la masa los salarios correspondientes a los 30 días de trabajo efectivo realizados con anterioridad a la declaración del concurso, y siempre en una cuantía que no supere el doble del salario mínimo interprofesional.

Respecto de las cantidades salariales pendientes de pago y anteriores al inicio del procedimiento concursal, se reconoce un crédito de privilegio general por la cuantía que resulte de multiplicar el triple del salario mínimo interprofesional por el número de días de salario pendientes de pago. En idénticas condiciones, se reconoce un crédito de privilegio general para las indemnizaciones derivadas de la extinción del contrato, en la cuantía correspondiente al mínimo legal calculada sobre una base que no supere el triple del salario mínimo interprofesional.

En el supuesto de que el estado de insolvencia de la empresa impida el pago de las cantidades anteriores, el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) abonará, con limitaciones, las cantidades impagadas. Así, respecto de los salarios impagados, el FOGASA podrá abonar hasta el doble del salario mínimo interprofesional diario por el número de días pendientes de pago, con un máximo de ciento veinte días. Respecto de las indemnizaciones por despido o extinción del contrato de trabajo, el FOGASA podrá abonar al trabajador la cantidad máxima de una anualidad, sin que el salario diario empleado como base del cálculo pueda exceder del doble del salario mínimo interprofesional, incluyendo la parte proporcional de las pagas extraordinarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here