¿Se pueden dejar de pagar las deudas con Hacienda y la Seguridad Social?

0
58

Cuando una empresa es insolvente, puede acudir al concurso de acreedores, cuya conclusión supone la extinción de su personalidad jurídica y un borrón y cuenta nueva para sus administradores sociales, que podrán emprender nuevos negocios sin la carga de los anteriores. Pero las personas físicas, sean empresarias o no, deben acudir al mecanismo de la segunda oportunidad y así poder volver a empezar. Si no lo hacen, responden de sus deudas con todos sus bienes, presentes y futuros.

Este perdón de las deudas de las personas físicas se obtiene activando el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI), un instrumento de tramitación judicial que pueden instar los deudores de “buena fe”, en general, aquellos que no han cometido ciertos delitos económicos.

El BEPI busca que las personas físicas, o bien paguen un umbral mínimo de su deuda fijado legalmente, o bien se comprometan a hacerlo en un plazo de cinco años siguiendo un plan de pagos. El resto quedaría exonerado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here