¿Refinanciación o concurso de acreedores?

0
169

Lamentablemente, lo que sucede en demasiadas ocasiones, es que el empresario se hunde junto con su empresa. Ante una situación de insolvencia la medida más efectiva suele ser la refinanciación bancaria de las deudas de la sociedad, pero ¿a qué precio?

Cuando una sociedad tiene dificultades económicas lo más habitual es que intente negociar con las diferentes entidades bancarias acreedoras con el fin de llegar a un acuerdo de refinanciación. Es evidente que un acuerdo de refinanciación con los acreedores es, en principio, una solución mucho mejor que tener que presentar un concurso de acreedores. Pero no siempre es así.

En efecto, en una refinanciación bancaria normalmente se acuerda el aplazamiento de la deuda, aplicando unas comisiones y unos intereses que encarecen más aún la operación. Y, en ocasiones, se constituyen garantías hipotecarias sobre diferentes activos de la empresa, habitualmente como contrapartida de un nuevo desembolso económico por parte de las entidades bancarias. Es lo que se denomina en el sector como “dinero fresco”. Debemos tener en cuenta, además, que estas garantías ya lastran la viabilidad futura de la empresa, pero es un precio por el que hay que pasar.

https://tuvenfue.com/es/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here