LA FÓRMULA DE LAS TRES ‘R’

0
88

Opciones que tienen las empresas para mejorar su liquidez: reestructuración, reingeniería y regeneración.

La reestructuración supone la adaptación a la nueva coyuntura. “Reducir costes es importante, pero no es la única solución. Lo vimos en la crisis de 2008, en la que quedó demostrado que los recortes no aseguraron el crecimiento esperado y se produjeron hechos como una brecha entre ricos y pobres”.

La reingeniería permite hacer un repaso de todo el negocio para eliminar aquellas cosas que no son absolutamente necesarias y que se pueden convertir en una fuente de obtención de liquidez en el corto plazo.

Por último, la regeneración de la actividad supone reinventarse. “Las personas son el activo más importante de una empresa. Se recomienda a los directivos que se rodearan de talento de esa gente preparada que ayude a repensar el negocio. No consiste únicamente en ofrecer nuevos productos, hay que sorprender a los clientes con nuevas propuestas”, añaden profesionales del sector concursal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here