¿Cree posible una recuperación económica total de España en 2022?

0
57

Si somos capaces de conseguir tres objetivos. En primer lugar, aumentar la capacidad de las empresas para adaptarse a las nuevas tecnologías de producción, vinculándose en mayor medida a las cadenas globales de suministro y generando innovación propia para así ser más competitivas. En segundo lugar, diseñar incentivos que incrementen el tamaño de las pequeñas empresas, lo que facilitará su internacionalización y desarrollo tecnológico. No se debe olvidar que, entre éstas, la tasa de mortalidad empresarial es mucho más elevada, por lo que su crecimiento y fortalecimiento permitiría consolidar una economía más sólida y estable. Y, en tercer lugar, acordar, quizás en el Parlamento, cómo se pueden mejorar los sistemas de educación y formación para adecuar la mano de obra a lo que demanda el mercado. Es fundamental, por tanto, que el sistema educativo implemente una reforma dirigida a crear profesionales que den respuesta a los nuevos requisitos que busca el mercado laboral.

Mientras que para los economistas las teorías que defienden la libre competencia y el libre mercado son muy lógicas y convincentes, éstas no son tan bien entendidas por parte de muchos empresarios, sindicalistas y políticos de Estados Unidos y Europa. Desde esta perspectiva, los empresarios y sindicatos de Occidente observan como las empresas de China e India, y otros países emergentes, están planteando un considerable reto competitivo y tecnológico. El rápido aumento del número de trabajadores cualificados en esos países los está convirtiendo en competidores mundiales muy efectivos en el sector de manufacturas y alta tecnología. Ante esta situación, los gobiernos occidentales no deberían caer en la tentación del proteccionismo, y tendrían que buscar una reducción de aranceles y mejoras en el acceso a los mercados, en reciprocidad con los países emergentes. Los gobiernos no deberían subsidiar a las empresas europeas que no pueden competir con rivales de países emergentes y de otras economías de bajos costes. Pero sí podrían facilitar una asistencia financiera estricta de tiempo limitado, para suavizar el proceso de ajuste sectorial dentro de una economía local particular que, de otra manera, podría sufrir una gran pérdida de empleos y entrar en una profunda depresión, que puede ser más costosa de combatir luego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here