Los concursos de acreedores están anestesiados en España gracias al Gobierno.

0
113

Economía ampliará el plazo de los preconcursos a un máximo de 12 meses; El plan es aprobar la ley cuando venza la moratoria concursal y habrá más facilidad para forzar que los acreedores acepten los pactos de reestructuración. Se podrán, incluso, imponer quitas del 100%.El número de empresas que solicitaron concurso de acreedores fue el año pasado de 3.428, un 5,6% menos que en 2019, según el Colegio de Registradores. Pero los datos del primer trimestre de este año revelan que se aceleran, con un crecimiento del 15,6%, hasta los 1.154.

La ampliación del preconcurso a un máximo de 12 meses tendrá como primera consecuencia que no será exigible solicitar la declaración de concurso voluntario. El patrimonio de la compañía quedará, además, blindado, puesto que las ejecuciones quedarán suspendidas.

De entrada, no supondrá ningún cambio en la actividad ordinaria de la empresa y se mantendrá con todas las facultades a sus órganos de administración y de dirección. Con la transposición de la directiva se van a abordar aspectos fundamentales como la regulación completa de los planes para impulsar las soluciones preconcursales, la regulación para dotar de mayor agilidad la deuda de unidades productivas y la introducción de mejoras de eficiencia procesal.La posibilidad estará ahí en el caso de reestructuraciones complejas, en línea con los deseos de otros expertos, que abogan por llegar a acuerdos antes del concurso de acreedores. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here