La vía rápida para cerrar empresas: los llamados concursos exprés.

0
98

Muchos expertos, jurídicos, auditores y consultores gestionan sin descanso miles de peticiones de concurso de acreedores. Y lo hacen con una particularidad: los concursos exprés superan por primera vez a los concursos ordinarios. El concurso express significa que las empresas ven inviable su negocio y prefieren liquidar antes que asumir nuevas deudas. Las empresas que recurren a esta modalidad de concurso de acreedores no tienen activos ni patrimonio. Mayoritariamente, y tras la pandemia, se trata de pequeñas y medianas empresas que pertenecen al sector del ocio y del turismo. En líneas generales, el concurso de acreedores exprés es un proceso más rápido –a nivel técnico se resuelve en tres semanas -, es más barato y no requiere la designación de un Administrador concursal. No hay fase de calificación, por lo que no se dicta la culpabilidad del procedimiento -salvo excepciones-, y la tramitación la realiza el Juez de lo Mercantil. La pandemia ha provocado que el concurso de acreedores deje de ser una herramienta para reflotar empresas y se convierta en la opción para cerrarlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here