Clasificación de las deudas en un concurso de acreedores.

0
118

Tras declararse el procedimiento, el administrador concursal debe presentar un informe en el que se recojan las deudas de la sociedad y en el cual queden ordenadas según su categoría. Para ello se establecen distintos tipos de créditos. Créditos contra la masa: Serían los que gozarían de más prioridad a la hora de cobrar. Incluirían los salarios de los empleados de la sociedad, así como los pagos que se deben realizar durante el concurso de acreedores. Estas deudas son las primeras que se liquidan y los créditos concursales. De acorde a la ley concursal, tras hacer frente a los créditos contra la masa hay que abonar las deudas que la sociedad ha contraído con anterioridad a declararse en concurso. Normalmente el orden en cobrar suele ser el siguiente: bancos y otros acreedores con garantía o hipoteca, empleados, administraciones públicas (como la Seguridad Social o Hacienda) y, por último, los proveedores y socios. Los créditos concursales se dividen en tres tipologías diferentes. Créditos privilegiados– Se pagarían justo después de los créditos contra la masa. Créditos ordinarios- Este grupo se incluyen normalmente los proveedores de la empresa. Son el segundo escalafón en el orden de pago.Créditos subordinados- Serían las deudas menos importantes de cara al concurso de acreedores como multas, sanciones, intereses de créditos, etc. Estas deudas se encuentran en el último lugar en la prelación de pagos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here