Juegos como Fornite o League of Legends, entre otros, pueden tener los días contados en Estados Unidos.

Un reciente informe de Bloomberg desvela que el gobierno de Donald Trump ha pedido a las empresas Riot y Epic Games sus protocolos respecto a la gestión de datos de los ciudadanos estadounidenses. La decisión semeja estar motivada por la misma razón que la ya adoptada sobre Tencent. Según el presidente de los EE.UU., la compañía comparte datos de sus usuarios con el Partido Comunista Chino.

Después del bloqueo que EE.UU. ejerció sobre aplicaciones como WeChat y TikTok (esta última, con hasta 100 millones de usuarios en el país), cuyo veto comienza este mismo domingo 20 de septiembre, el foco se sitúa ahora en Riot y Epic Games, de la que Tencent es propietaria y cuenta con un 40% de participación, respectivamente. Sin embargo, cabe reseñar que ambas compañías con norteamericanas.

Pese a que en un primer momento, la orden ejecutiva de agosto afirmaba que la acción sobre la compañía no afectaría al resto, Bloomberg publica que el Comité de Inversión Extranjera de EE.UU. ha contactado con las dos posibles compañías afectadas. Riot y Epic Games pueden llegar a sufrir el mismo destino que Huawei.

El FC Barcelona y Tencent se unen para impulsar el sector de los esports

La alianza tendría como principales objetivos fomentar la comunicación relacionada con competiciones de esports, educación y un intercambio de cultura entre el deporte tradicional y el electrónico. Leer más

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here