Escrivá propone 13 tramos basados en los rendimientos netos pero solo 700.000 ganan más de 25.000 euros al año y un 46% no llega al SMI

La mayor parte de los autónomos pagará menos con el nuevo sistema de cotización que el Gobierno está negociando con los interlocutores sociales. Así lo aseguró recientemente el secretario de Estado de Seguridad Social, Israel Arroyo, en rueda de prensa. «El número de autónomos que se va a ver beneficiado es muy superior al de los que tengan que pagar más», explicó.

En realidad, el ministro José Luis Escrivá ya había avanzado el pasado mes de enero que dos tercios del colectivo tendría una cuota mensual a la Seguridad Social inferior a la actual cuando se implantara el nuevo modelo que se basará en los rendimientos netos (una vez descontados de su facturación los impuestos y los gastos). Sin embargo, esta afirmación resultó cuando menos paradójica, ya que el objetivo final del Gobierno con este cambio de sistema es obtener más recaudación. De hecho, así se lo vende a Bruselas en el plan de reformas enviado a finales de enero.

Pero ahora los datos avalan esta afirmación. El propio Arroyo presentó a las principales asociaciones de autónomos unas cifras demoledoras: casi la mitad del colectivo gana menos que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) y apenas 700.000 tienen unos ingresos superiores a los 25.000 euros anuales. Los datos que aportó el departamento dirigido por Escrivá es que un 46,1% de los emprendedores, lo que supone más de 1,3 millones, tuvo en 2019 unos rendimientos netos por debajo de los 12.600 euros anuales, mientras que el 53,9%, unos 1,6 millones de trabajadores por cuenta propia, superó esa barrera del SMI. De este colectivo, entre 600.000 y 700.000 tuvieron unos ingresos (una vez descontados los gastos) superiores a los 25.000 euros. Es decir, que apenas uno de cada cinco autónomos gana más de 25.000 euros al año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here