Los Ministerios de Hacienda y Trabajo están desarrollando una nueva ofensiva recaudatoria basada en que los dispositivos electrónicos, como móviles y ordenadores, comiencen a tributar como salario en especie. Según informa este miércoles el diario Expansiónmuchas empresas están recibiendo requerimientos de ambos ministerios y se les están abriendo actas para que regularicen la situación respecto a las herramientas informáticas que proveen a los empleados. Estos dispositivos, además de otros como pantallas, tabletas e incluso mesas o sillas, estarían empezando a considerarse como salario en especie a ojos de la Seguridad Social y el fisco, por lo que deben cotizar y tributar.

Los nuevos criterios, que afectarían a la actividad de los últimos cuatro años, se asemejarían a los que se aplicaban hasta ahora para los coches de empresa. De ser así, los costes tributarios anuales podrían ascender, de media, a unos 250 euros por cada dispositivo, sumando cotizaciones a la Seguridad Social y el IRPF. Mientras que las cotizaciones las asumiría prácticamente en su totalidad la empresa, el IRPF corre a cargo del trabajador.

Los directivos confían en sus habilidades digitales para la crisis

A los directivos españoles no les falta confianza en sí mismos y en sus habilidades para afrontar los retos que plantea el futuro. Al menos, esto es lo que revela el…Leer más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here