La patronal apela al “buen criterio” de Torres para la bajada de impuestos | El negocio perdió en 2020 el 70% de las pernoctaciones y el 55% de los ingresos por habitación

Los hoteleros valoran el plan de ayudas del Gobierno de Canarias pero creen que quedará cojo sin la rebaja del IGIC y la exoneración —que no aminoración— del pago del IBI de 2021. La patronal sectorial de la provincia de Las Palmas se sumó ayer a la petición de bajar del 7 al 5% el tipo general del IGIC para la actividad turística, tal como había solicitado el empresariado de la demarcación de Santa Cruz de Tenerife.

La Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo (FEHT) de la provincia oriental, secundada por las patronales insulares de Lanzarote y Fuerteventura, hace así piña con la Asociación Hotelera y Extrahotelera de Tenerife, La Palma, La Gomera y El Hierro (Ashotel) para presionar al Ejecutivo autonómico, que de momento no parece dispuesto a rebajar el Impuesto General Indirecto Canario (IGIC). En cualquier caso, los hoteleros entienden que la gravedad de la crisis no solo obliga al Gobierno a reducir el IGIC, sino también a eximirlos del pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI).

El Ejecutivo ya avanzó que está trabajando en esta línea, pero el sector avisa que no basta con aligerar el IBI, sino que es necesario exonerarlos de la cuota anual, compensarlos —que es lo que está estudiándose— por el total. El problema es que en el caso de la contribución —como se denomina al IBI— cualquier movimiento de la Consejería de Hacienda debe contar con el beneplácito de los ayuntamientos, que son los titulares del impuesto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here