Como la mayoría de las declaraciones de ERTE saldrá a pagar y el SEPE no ha corregido todos los errores de la cuantías, el contribuyente no corre tanto este año.

El primer día de la campaña de la Renta se desarrolló en Canarias como se esperaba: con un aluvión de declaraciones. Casi 60.000 isleños -en concreto 59.345- presentaron la Renta el primer día, lo que supone casi un 5% más (2.681 personas más) que el año anterior. Sin embargo, en la islas el repunte fue inferior al registrado a nivel nacional, donde las declaraciones crecieron un 10%, tras haberse presentado más de 900.0000.

Tampoco tuvo nada que ver el aumento de este año con el registrado el pasado año, cuando el inicio de la Renta se produjo en pleno confinamiento y con los españoles encerrados en sus casas. Entonces, las declaraciones presentadas el primer día crecieron cerca de un 40%.

Este menor empuje de la campaña de la Renta de este año se explica por los ERTE -Canarias es la región con más personas afectadas respecto a sus ocupados- y dos circunstancias que llevan asociadas. La primera, es que el SEPE no ha regularizado aún muchos de los errores que cometió en las cuantías de las prestaciones. Esto obliga a los contribuyentes a esperar a que el SEPE depure esos datos para hacer la Renta. Podrían hacerla ya pero esto implicaría tributar por el total de lo percibido el año pasado y solicitar después a la AEAT, cuando el SEPE haga la regularización, la devolución de lo pagado de más. De forma que, la mayor parte de los contribuyentes de ERTE va a a esperar lo máximo posible para que el SEPE depure los errores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here