El año 2020 acabó con la mayor cifra de muertes y la menor de nacimientos de la serie de datos del INE, que empieza en 1941. La covid ha acentuado dos tendencias que dejan un balance demográfico desolador

Nunca han muerto tantas personas en España en un solo año desde que empieza la serie histórica que el Instituto Nacional de Estadística (INE) toma como referencia —empieza en 1941, dos años después del final de la Guerra Civil—. Y jamás habían nacido tan pocos niños. La coincidencia de estos dos fenómenos en 2020 deja un balance demográfico desolador, según indican los datos provisionales de movimiento natural de la población publicados este jueves por el INE. En el año que concentra el peor golpe de la pandemia han fallecido 492.930 personas, 74.227 más que en 2019. Es un 17,73 % más. Y han nacido 339.206 niños, un 5,94% menos que el año pasado. Así, el saldo vegetativo (la diferencia entre nacimientos y muertes) es el peor de toda la serie histórica: hubo 153.167 más fallecidos que alumbramientos, triplicando el dato de 2019, que ya era el peor hasta entonces.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here