La DGT ha introducido aspectos que se adhieren a las nuevas tecnologías

La Dirección General de Tráfico (DGT) sigue firme con su plan de modernizar cada aspecto que recoja su ámbito de actuación y bajo este concepto en apenas unos días introducirá nuevos aspectos en lo que se refiere a la ITV. Una inspección que se había quedado, en cierta forma, anticuada con las nuevas tecnologías que ya incluyen todos los vehículos y que así dará más seguridad para una protección en carretera.

Por ello, el cambio más importante será el que hace referencia al sistema antibloqueo de ruedas (ABS). Hasta ahora contemplado como un defecto “leve”, el próximo martes pasará a ser considerado “grave” en caso de que su funcionamiento sea incorrecto, puesto que se entiende que ya está acoplado en la inmensa mayoría de vehículos. Así mismo, el posible desprendimiento de los retrovisores también pasa a ser “defecto grave”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here