El ministro de inclusión cifra en 25.000 millones el coste de las medidas de protección de rentas hasta septiembre

Las condiciones especialmente beneficiosas de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) para las empresas y trabajadores afectados por la pandemia tienen el 31 de enero próximo como fecha de caducidad. De hecho, los Presupuestos Generales del Estado (PGE) no incluyen ninguna partida para financiar esta medida más allá del final de enero. Sin embargo, el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha asegurado hoy que los ERTE bonificados y otras ayudas de protección de rentas “seguirán en 2021 el tiempo que haga falta, hasta que se normalice la situación, algo que aunque es incierto, es seguro que es temporal”.

Por ello, “se prepararán partidas presupuestarias si hicieran falta”.

El ministro ha indicado que el conjunto de políticas de protección de rentas ha llegado hasta seis millones de personas, un tercio de la población ocupada, lo que ha tenido un coste de unos 25.000 millones de euros hasta septiembre, que se han financiado enteramente por fondos europeos, según ha indicado.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here