Avisan que procederá a recuperar el importe de los avales por vía judicial en colaboración con la Agencia Tributaria, la Intervención General de la Administración del Estado y el Banco de España.

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) se ha blindado ante la potencial cascada de impagos en los avales públicos ofrecidos a los bancos, y de este modo garantizar la financiación de miles de empresas durante la crisis del coronavirus. El organismo quiere limitar, en la medida de lo posible, las pérdidas públicas vinculadas a las líneas Liquidez e Inversión. Las cuales fueron puestas en marcha durante la pandemia para cubrir el riesgo de impagos bancos. Por este motivo, el ICO avisa en los contratos firmados con la banca, que se perseguirá a aquellos que no hagan frente a sus deudas con acciones judiciales.

El objetivo es que el cliente reembolse al menos la totalidad del importe correspondiente al aval. Los contratos clarifican cómo será el proceso de recuperación de avales en el caso de que el cliente no pueda devolver la deuda. En un primer momento, deberá ser la entidad financiera la que la que inicie el proceso de recobro por vía judicial de la totalidad del préstamo. Una vez las entidades ejecuten el aval para cubrir el coste, el cliente será subrogado y pasará a ser deudor del propio ICO. En ese caso, la entidad financiera seguirá llevando acabo las tareas para la recuperación de los importes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here