Los socialistas buscan aplazarlo hasta que se estabilice el mercado con motivo de la crisis generada por la pandemia, mientras que los morados presionan para que sea antes de fin de año

Los plazos para sacar adelante el compromiso programático de regular el precio de los alquileres en las zonas especialmente tensionadas están generando un choque entre los socios del Gobierno de coalición. Unidas Podemos presiona, junto a otros socios de la investidura como ERC y Bildu, para que este compromiso se vincule dentro del acuerdo de los Presupuestos Generales del Estado para 2021, mientras que los socialistas pretenden aplazarlo hasta que se estabilice el mercado con motivo de la crisis generada por la pandemia.

Tanto el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, como la portavoz del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se resistían esta semana a fijar un plazo temporal para la regulación, al tiempo que daban a entender que esta intervención se desvinculará de las negociaciones para los Presupuestos. La intención es que la regulación se establezca dentro del marco de la futura Ley de Vivienda que prepara el ministerio que dirige José Luis Ábalos. Si bien este último entiende que por la situación actual de la pandemia el mercado “no se está comportando de forma normalizada”. Motivo por el cual ve necesario “despejar incertidumbres” antes de materializar este compromiso programático que permitiría a las comunidades autónomas y ayuntamientos poder limitar los precios en aquellas zonas de mercado tensionadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here