La detección temprana de contagios podría ser la única medida sostenible a corto plazo, pero requiere tiempo y personal

El rastreo de contactos es una herramienta en la lucha contra una epidemia. Con ella se intenta localizar a quienes han estado próximos a un infectado para determinar si están contagiados y tomar las medidas necesarias para su recuperación y evitar nuevas transmisiones. En el caso de la COVID-19, pasan entre dos y tres días entre ser contagiado y pasar a ser infeccioso. Por tanto, la rapidez es esencial.

Las apps de alertas de contactos (también llamadas de rastreo de contactos) se instalan en móviles. Detectan si hay otro móvil suficientemente próximo durante un tiempo suficiente como para que pudiese haber contagio entre los portadores en caso de que uno estuviese infectado. En ese caso, cada app registra un identificador anónimo del otro móvil. Si un portador de un móvil es diagnosticado con la Covid-19, tras declararlo a la app, quienes hayan estado próximos recientemente reciben una alerta. A partir del aviso, los usuarios deberían entrar en contacto con las autoridades sanitarias.

¿Pero realmente serán estas apps útiles? Nunca se habían probado en condiciones como las actuales, así que es temprano para saberlo. Evaluarlas precipitadamente puede llevar a conclusiones erróneas. Pero en los momentos críticos que se aproximan no se debe desechar (ni sobreestimar) ninguna ayuda. Y, de ser exitosas, serían útiles en posibles futuras pandemias.

Fuente:MANUEL CARRO LIÑARES Profesor de la Escuela Técnica de Ingenieros Informáticos de la Universidad Politécnica de Madrid.

Así funciona Radar Covid, la app para rastrear contactos de contagiados que estará operativa en septiembre

Ya se puede descargar la aplicación que ha desarrollado el Gobierno aunque no estará operativa en….Leer más

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here