El 78% de los isleños menores de 30 años viven aún en casa de sus padres

La población más joven vuelve a pagar los platos rotos en una crisis. Si en la anterior quedaron tocados, en esta provocada por la pandemia se han visto muchos de ellos fuera del paraguas de las medidas de protección social, como los Ertes. El problema de fondo es la precariedad laboral, que termina afectando a sus rentas, acceso a vivienda y estabilidad profesional.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, ha puesto hoy de manifiesto que los jóvenes son el colectivo que más está sufriendo la embestida de la actual crisis provocada por el coronavirus. El economista ha mostrado en seis gráficos que explican el drama por el que están pasando.

En el momento del estallido de la crisis, un elevado porcentaje de jóvenes se encontraban en los sectores más afectados por la pandemia. Las industrias sociales como el comercio, la hostelería o el turismo, en términos relativos, están copadas por trabajadores de hasta 35 años. Han sido y son los sectores más golpeados por las restricciones de movilidad, y con el hándicap de que han sido que las que en menor medida se han podido aprovechar del teletrabaja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here