Los restos del Larga Marcha 5B se desintegraban prácticamente a su entrada en la atmósfera y caen en el océano Índico.

Por fin se conoce el desenlace del cohete chino que amenazaba la Tierra. Tras varias jornadas de especulaciones sobre el lugar en el que caerían sus restos y el nivel de daño que estos podrían causar, los restos del aparato caen en el océano Índico sin causar ningún daño.

Amenaza baja

Con 30 metros de largo y 22 toneladas de peso, el Larga Marcha 5B fue lanzado el 29 de abril y su reentrada en la atmósfera se esperaba entre el sábado 8 y el domingo 9. Sin embargo, la incertidumbre radicaba en su estado y en el lugar en el que este podría caer. A pesar del riesgo, la amenaza era realmente pequeña, ya que la mayor superficie de la Tierra se encuentra cubierta por agua.

Según las coordenadas facilitadas por la Oficina de Ingeniería Espacial Tripulada de China, las partes del cohete no desintegradas han caído en medio del océano, al oeste del archipiélago de las Maldivas.

ciberseguridad-asignatura-pendiente-empresas

Ciberseguridad, asignatura pendiente para las empresas

Las empresas no centran sus esfuerzos en la ciberseguridad, lo que podría poner en peligro su viabilidad. Leer más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here