Estos tests rápidos, que ya se encuentran a la venta pero que aún no están muy extendidos, permitirían una vuelta a cierta normalidad en dos pilares fundamentales para el negocio turístico como son la movilidad y la sociabilidad. A juicio de los líderes turísticos, los tests rápidos permitirían un regreso a los hábitos de ocio, también en restaurantes y espectáculos, ya que habría más garantías de no haber ningún infectado cuando acontezca alguna actividad en grupo, como también lo son los vuelos.

Se espera que permitan así una convivencia con el virus que reduzca el impacto en las actividades hasta hace unos meses cotidianas, incluso sin vacunas, al tiempo que con ello particulares y financieros ganen confianza en la evolución de la economía, y que con ello su dinero pase del ahorro hacia el consumo y la inversión tras meses de contención por la incertidumbre.

VN

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here