Los agentes de viaje de Reino Unido reclaman una reducción a precios “razonables” de las PCR para viajar. Concretamente, piden que el coste de cada una de las pruebas sea de 25 libras (29 euros aproximadamente) con el objetivo de ayudar a la recuperación del sector durante este verano. Esta solicitud viene motivada por la publicación de un estudio del proveedor de seguros Battleface, en el que el 49% de los encuestados reveló que está dispuesto a pagar hasta 25 libras.

Según la Asociación Británica de Touroperadores y Agentes de Viaje (ABTA), el precio medio de una PCR en Europa es de unos 150 euros y que puede duplicarse en algunas zonas del continente. Numerosos consorcios de agentes de viaje han acordado con algunos proveedores el precio de las pruebas diagnósticas. Por ejemplo, The Travel Network Group o The Advantage Travel Partnership han limitado el precio a 60 libras (unos 68 euros).

Sin embargo, tal y como explica Mark Johnson, director de Polka Dot Travel, los agentes solicitan que los precios de las pruebas se reduzcan aún más: “Necesitamos reducir el precio a 25 libras por cabeza, como máximo, o que el Gobierno ayude a financiar los costes”. Asimismo, el director de Premier Travel, Paul Waters, insiste en que el precio de las pruebas está provocando que algunos viajeros habituales se lo piensen dos veces antes de reservar: “Tenemos a familias muy preocupadas por los posibles costes adicionales”.

Cabe recordar que el sistema de semáforos propuesto para por la Global Travel Taskforce (GTT), organismo conformado por el Ejecutivo para determinar la forma más segura de retomar los viajes, establece tres categorías y en todas ellas se exige la presentación de test PCR a la vuelta a Reino Unido:

  • Zonas en verde: Al regresar al Reino Unido, los turistas solo tendrán que someterse a una PCR antes de volver y otra a los dos días de su llegada.
  • Zonas en ámbar: Tendrán que guardar una cuarentena de 10 días en un hotel o en su propio domicilio. Deberán someterse a una PCR antes de regresar a Reino Unido, otra al segundo día de la cuarentena y, por último, tendrán la posibilidad de librarse anticipadamente de la cuarentena si resultan negativos en un test al quinto día.
  • Zonas en rojo: Los viajeros deberán someterse a una prueba PCR antes de su regreso a Reino Unido, otra al segundo día y otra, al octavo. Además deberán guardar una cuarentena de 10 días en un hotel.

Por su parte, la Unión Europea ha autorizado a los países miembro a eximir de IVA a este tipo de pruebas o limitar su precio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here