Una de cada cuatro sociedades de las Islas es incapaz de afrontar sus deudas o se mantiene inactiva | Su identificación puede impedir que accedan a ayudas

La economía canaria soporta tras un año de crisis a más de 47.000 empresas zombis. Es decir, que algo más de una de cada cuatro de las 199.800 sociedades radicadas en el Archipiélago puede ser merecedora de este calificativo, que ha ido ganando peso con la llegada de la pandemia y los estragos que ha causado en la actividad económica, debido al temor de que estas compañías puedan rapiñar ayudas públicas que podrían ir destinadas a otras empresas con más viabilidad.

Pero, ¿qué son las empresas zombi? Aunque no existe una definición única, hasta ahora se podía calificar con este adjetivo a compañías de más de diez años de antigüedad que no pudieran cubrir sus gastos con los ingresos que genera su actividad. De esta manera, solo pueden seguir adelante refinanciando de forma constante sus deudas. La ampliación de la moratoria concursal hasta el 31 de diciembre, –acordada por el Gobierno central con el objetivo de dar tiempo a las empresas para que puedan reequilibrar sus balances y así evitar procesos concursales innecesarios–, insufla también oxígeno a este otro tipo de empresas, cuya situación es muchas veces insalvable y que no tendrán que declararse en quiebra hasta ese momento. En el último año las sociedades que se encuentran en esta situación se han disparado no solo en Canarias sino en el resto del país. Un estudio de Informa D&B cifra en 39.560 las compañías que deberían estar en suspensión de pagos en toda España, 1.334 de ellas se encuentran en el Archipiélago.

Según este estudio el perfil nacional de las compañías zombis es el de una microempresa, es decir que cuentan con menos de cinco trabajadores, y pertenecen principalmente a los sectores de la Construcción y actividades inmobiliarias y al de la Comunicación, especialmente a la informática.

El Gobierno central ha aprobado una batería de medidas para promover su disolución

«Siempre han existido empresas zombis», explica Jorge Hodgson, socio director de JH Asesores Financieros y Bancarios, que aclara que en la situación económica actual lo raro sería que no hubiera ninguna, ya que la mayor parte del tejido económico de Canarias ha tenido que recurrir al crédito para obtener liquidez en un año en el que la paralización de la actividad llegó a ser total durante varios meses. «Lo que hay son empresas que han tenido que endeudarse a través de financieras para poder sobrevivir», aunque matiza que el millar de sociedades canarias que no pueden hacer frente a sus deudas, «quizá lo hayan hecho por un importe que no era el acertado o venían de una mala situación y ahora no pueden afrontar sus gastos».

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here