El anuncio de la decisión del Gobierno de Canarias de presentar ante el consejo del jueves pasado para su aprobación un Decreto-Ley de Turismo, Sanidad y Covid-19 no ha dejado a nadie indiferente.

El presidente Ángel Víctor Torres se ha visto obligado a posponer la presentación del nuevo borrador tras la desaprobación pública de la Federación de Empresarios de Hostelería y Turismo de Las Palmas (FEHT), la patronal y de la propia consejera de Turismo, Yaiza Castilla. El objetivo de Castilla ha sido siempre que todos los viajeros hagan sus pruebas en su origen.

El escrito, que sí contaba con el apoyo del Cabildo de Fuerteventura, así como de las patronales de esta y Tenerife, choca con el que está preparando el Ejecutivo de Canarias junto a Turismo. Este último detallará el papel de los turistas y los empresarios, así como las posibles diferencias según el origen de los visitantes.

La propuesta de la discordia

En el borrador de la propuesta, el Gobierno planteaba la obligación de los turistas que viajaran a las Islas Canarias a presentar una prueba PCR o un test de antígenos negativo, de un plazo no superior a las 48 horas precedentes, antes de proceder a iniciar su estancia en cualquier alojamiento turístico. De no ser presentada por el visitante, sería el propio alojamiento el obligado a realizarla y correr con los correspondientes gastos.

La solución que se plantea no afectaría a alojamientos con menos de diez estancias, en la que las pruebas serían sustituidas por declaraciones responsables, siempre previa autorización de las correspondientes autoridades sanitarias.

La medida, que afectaba a viajeros canarios, nacionales y extranjeros, ha sido duramente criticada por los empresarios canarios, después de la negativa del Gobierno de España a ceder sus espacios en aeropuertos para realizar las correspondientes pruebas ante llegadas y salidas.

El Gobierno obliga a los hoteles a hacer y pagar los test a turistas

El Ejecutivo lo aprobará hoy tras llevar al consejo un decreto de covid, turismo y sanidad. Los empresarios lo rechazan y tildan de «disparate». Leer más.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here