Le siguen Lanzarote, con el 23,5%, y Tenerife, con el 14,2%. Gran Canaria tiene la proporción más baja, con el 8,6% de extranjeros

De cada cien personas que viven en Canarias, 13 son extranjeras. Es lo que recoge el Instituto Canario de Estadística (Istac) en relación al año 2020, con 2.175.952 habitantes y 292.542 foráneos (se refiere a inmigración regular, esto es, registrada legalmente). La proporción varía notablemente entre isla, oscilando por arriba entre el 30,3% de Fuerteventura y por abajo el 8,6% de Gran Canaria.

La isla majorera aparece en ese año con 119.732 personas censadas, de las que 36.371 eran extranjeros. Y aunque las cifras y el porcentaje parezcan elevados, no es el mayor en la relación de los últimos 20 años: en 2013 Fuerteventura registró un 33,6% de extranjeros, con 36.786 (la cifra más alta en lo que va de siglo) sobre un total de 109.176 habitantes.

En el resto de las islas, la proporción en 2020 fue la siguiente: el 14,2% en Tenerife; el 23,5% en Lanzarote; La Palma registró un 10,9%; La Gomera, un 15,2% y El Hierro un 12,2%.

Como se adelantó ayer en este periódico, casi la mitad de los 292.542 extranjeros censados proceden de países de la Unión Europea, en concreto 134.837. Otros 11.229 son nativos de países europeos pero no integrantes de la Unión. Tras Europa, el otro continente con mayor flujo migratorio hacia el archipiélago es América (básicamente desde países latinoamericanos), con 84.660 personas; del continente africano proceden 26.679 personas que habitan en las islas de manera regular; la comunidad asiática está integrada por 17.410 y de Oceanía tan solo aparecen 168.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here