Miguel Villarroya intervino ayer en la mesa de debate “Nuevos paradigmas del sector hotelero ante el COVID19”, que organizó Futurismo Canarias en las instalaciones del Hotel Vulcano, y en la que también participaron Jorge Marichal, presidente de Ashotel y CEHAT; Susana Pérez, presidenta de ASOLAN; Nicolás Villalobos de Cordial Hoteles; José Fernando Cabrera de Foro FAST y Antonio Vicente Hormiga, de ASOFUER. El debate estuvo moderado por Antonio Salazar, uno de los periodistas de referencia de Diario de Avisos.

Debate hubo poco, porque todos los participantes estaban de acuerdo en que se sentían totalmente desamparados y abandonados por las autoridades, y el reclamo general ha sido un mayor control de entrada de viajeros para salvar no sólo el turismo sino a toda la sociedad canaria. Villarroya fue claro: “Tuvimos una gran oportunidad en junio, cuando no había casi contagios en las islas y se plantearon los controles de viajeros con test, pero han pasado meses y seguimos planteando lo mismo sin hacer nada. Y eso que en Canarias ese control de viajeros es fácil, basta con controlar puertos y aeropuertos”.

Se acaba de recibir la noticia de que Alemania y Reino Unido levantan el veto a las Islas, para Villarroya “algo muy positivo pero que servirá de poco si no empezamos a exigir test a todos los viajeros y seguimos importando casos. ¿No hemos aprendido nada?”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here