Las operaciones cayeron especialmente en Baleares, Comunidad Valenciana y Canarias, todas por encima de la media nacional del -18%

Durante el año de la pandemia se vendieron un total de 415.748 viviendas en España, lo que significa un desplome del 17,7% con respecto al año anterior, registrando así su mayor caída en nueve años, según los datos publicados este lunes por el INE. Encadena así dos años a la baja, aunque 2020 en mucha mayor medida que el descenso registrado en 2019 (-2,4%).

En la crisis financiera, los peores años para la compraventa de vivienda fueron 2008 y 2009, cuando explotó la burbuja inmobiliaria, cuando estas operaciones se desplomaron un 28,8% y 25%, respectivamente. En 2013 las caídas comenzaron a moderarse (-1,9%) y entre 2014 y 2018 las compraventas registraron incrementos sustanciales, llegando al casi 11% de crecimiento en 2018.

Debido a la pandemia, la evolución de la compraventa fue muy dispar a lo largo del año. Durante el estado de alarma, al cerrar el Registrode la Propiedad al público, se produjo un desplome de las operaciones nunca visto antes, hasta tocar el -54% en el mes de mayo. Tras el confinamiento, la compraventa de viviendas recuperó una «progresiva recuperación», señala el INE.

Las zonas turísticas fueron las más afectadas por el desplome de las compraventas. Las operaciones cayeron en todas las comunidades, pero los mayores retrocesos se dieron en Baleares (-23,2%), Comunidad Valenciana (-22,1%) y Canarias (-21,9%), mientras que los menores se registraron en Extremadura (-6,5%) y Asturias (-9%).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here